Tipos de Seguridad Informática

hardware siendo uno de los tipos de seguridad informática
índice

Cuando nos referimos a la seguridad informática para empresas, cabe mencionar que existen diferentes tipos que la conforman. En este post, vamos a explicar cuáles son éstos, qué herramientas implican y por qué son importantes. ¡Descubre los tipos de seguridad informática a continuación!

¿De dónde surgen los tipos de seguridad informática?

Antes de ahondar en el tema de hoy, conviene hacer un par de apuntes para brindarte una visión global al respecto. El primero es que la seguridad informática forma parte de un concepto mayor, que es la seguridad de la información. Su diferencia radica en que el término “seguridad de la información” alude tanto a la información física como a los datos digitales (ciberseguridad).

¿Qué es la seguridad informática?

Dicho esto, hablemos sobre qué es la seguridad informática. La ciberseguridad se ocupa de proteger el entorno computacional, en especial, la información que se almacena allí. Es decir, abarca medidas, protocolos y herramientas enfocadas a la protección de los datos.

“Podemos definir qué es la seguridad informática como el proceso de prevenir y detectar el uso no autorizado de un sistema informático. Implica el proceso de proteger contra intrusos el uso de nuestros recursos informáticos con intenciones maliciosas o con intención de obtener ganancias, o incluso la posibilidad de acceder a ellos por accidente. La seguridad informática es en realidad una rama de un término más genérico que es la seguridad de la información, aunque en la práctica se suelen utilizar de forma indistinta ambos términos.”

Universidad Internacional de Valencia.

Por cierto, los principios de la seguridad informática son: confidencialidad, integridad y disponibilidad.


¿Cuáles son los tipos de seguridad informática?

Los ciberdelincuentes pueden acceder a nuestra información confidencial de múltiples maneras. Por ello, se debe reforzar a distintos niveles para no pasar nada por alto. Sintetizando, hay 3 tipos de seguridad informática que tener en cuenta para protegernos de tales amenazas:

Seguridad de red

Defender la red es tan importante como proteger tus equipos. La seguridad de la red se constituye por todas las acciones diseñadas para blindar el acceso, el uso, la integridad y los datos de ella.

No hay una única forma de proteger contra todas las amenazas, por lo tanto se deben implantar varios niveles de protección. Dentro de este tipo de herramientas de seguridad informática, encontramos: antivirus, cortafuegos (firewalls), uso de redes privadas (VPN) y sistemas de prevención de intrusos (IPS).

Seguridad de software

El software está constituido por las apps y los programas instalados en tus equipos. Tales sistemas son vulnerables a múltiples tipos de ataques. Al respecto, las amenazas a la seguridad informática van desde fallos de funcionamiento hasta robo de datos. La constancia con la que los intrusos acceden sin autorización es lo que justifica el continuo desarrollo de actualizaciones, para solventar dichos errores sobre la marcha.

Proteger este medio es clave para salvaguardar información, así como su disponibilidad y su autenticación. Si bien esta área es bastante nueva en el ámbito de la informática, hoy en día, se presentan avances importantes en el desarrollo de software seguros.

Seguridad de hardware

Las medidas de seguridad informática para hardware son aquellas que brindan un mayor grado de protección en dispositivos contra ciberataques. Para conocer la seguridad de un ordenador y cómo incrementarla, se pueden analizar los puntos débiles que tienen los equipos.

Dentro de las herramientas de protección de hardware, disponemos de los firewalls de hardware y servidores proxy, empleados para monitorear el tráfico en la red. Asimismo, contamos con módulos de seguridad de hardware (HSM) que se ocupan del suministro de claves encriptadas para distintos sistemas.


¿Qué tipos de seguridad informática son más importantes?

Todos los tipos de seguridad informática resultan importantes, pues cada uno posee una misión concreta. La seguridad de hardware, la seguridad de software y la seguridad de la red cumplen funciones diferentes entre sí. Por esa razón, se ha de tener en cuenta estas tres si deseas proteger los datos y los documentos albergados en tus sistemas informáticos.

Otros criterios para clasificar los tipos de seguridad informática

Cuando se habla de los tipos de ciberseguridad, por normal general, se está aludiendo a la seguridad de hardware, software y red. Pero también podemos distinguir otras clases de seguridad informática atendiendo a otros criterios:

Seguridad informática activa o pasiva

Una manera de clasificar la seguridad informática se basa en establecer el instante en el que ésta se va a aplicar: antes o después de un ataque. Esto es lo que se conoce como seguridad activa y pasiva informática:

antivirus como tipos de seguridad informática
  • SEGURIDAD INFORMÁTICA PASIVA: encargada de anticiparse a ataques y amenazas previo a que éstas sucedan.
  • SEGURIDAD INFORMÁTICA ACTIVA: se lleva a cabo para expulsar al enemigo, cuando las defensas del sistema han sido afectadas.

Seguridad personal o corporativa

Existe una clasificación de los tipos de seguridad informática que diferencia entre la protección de equipos e información personal y de empresa. Todas las clases de protección que hemos mencionado hasta ahora son compatibles con estas dos modalidades, pero su despliegue de herramientas y sus estrategias son distintos:

  • SEGURIDAD INFORMÁTICA PERSONAL: afecta a todo usuario de dispositivos en un entorno privado; éste es el propietario de dichos dispositivos.
  • SEGURIDAD INFORMÁTICA CORPORATIVA: la ciberseguridad para compañías se halla en un terreno mucho más arriesgado. Y es que cualquier empresa guarda información de gran importancia, que, si fuera robada, supondría un grave riesgo para el buen funcionamiento del negocio. Asimismo, ésta información no sólo es la propia, sino la de proveedores, trabajadores y clientes.

Principales ataques informáticos

Los ciberataques van en aumento y los pronósticos no resultan muy alentadores, a pesar de los esfuerzos cada vez más mayores por paliarlos. Éstos son los ataques informáticos más comunes:

  • Virus: se tratan de códigos que infectan los archivos de un sistema. No obstante, necesitan ser ejecutados para poder actuar. Por ese motivo, si se desconoce el origen de un email o de un enlace, lo más seguro es borrarlo para impedir esta clase de ataques.
  • Troyanos: al contrario que los virus, los troyanos pretenden “abrir una puerta” para colarse en otros programas, en vez de provocar un efecto destructivo.
  • Spyware: son programas usados para espiar y robar datos, estos ciberataques son muy habituales, pero pasan muy desapercibidos. Tanto es así, que pueden transcurrir semanas sin ser detectados.
  • Ransomware: se trata de uno de los mayores riesgos informáticos hoy día. Esta clase de malware secuestra información y exige rescate para su liberación. Por regla general, se solicitan las transacciones en criptomonedas para impedir que el delincuente sea localizado.
  • Phishing: es una técnica de suplantación de identidad con el objetivo de robar información privada, como contraseñas bancarias. Este tipo de ataques también resultan muy frecuentes y su incidencia va in crescendo.

En definitiva, aquí radica la gran amenaza a la seguridad informática.

La función de los hackers

Los hackers son expertos en informática, capaces de detectar errores de seguridad en los sistemas informáticos. No todos son “malos”, existen los White Hat Hackers, que protegen los datos de particulares o de empresas, en favor de las leyes gubernamentales. Mientras que los Black Hat Hackers son aquellos que van en contra de las normas y realizan actos delictivos. También existen los Grey Hat Hackers, cuyas acciones no van ni en contra ni a favor de la ley. Sus acciones se centran, por ejemplo, en protestar con las medidas de los gobiernos.

Servicios de seguridad informática para empresas

En la actualidad, son muchos los servicios de seguridad informática que solicitan las empresas para el cuidado y para la defensa contra amenazas en la red, de hardware o de software. Algunos de ellos son los que te mostramos aquí de ejemplo:

  • Estudio de vulnerabilidades. Este procedimiento es de los más básicos, siendo el comienzo para proteger las informaciones. Mediante este análisis, se pueden conocer las fallas en los sistemas informáticos.
  • Web hacking. Permite defender portales web, ecommerce, b2b, b2c, etc.
  • Test de intrusión. Los especialistas (en otras palabras, los hackers) hacen diversas pruebas manuales allá donde las herramientas automáticas no alcanzan. Evalúan los fallos con los que puedan dar en el entorno de la red.
  • Evitar que te roben la conexión WiFi. La revisión periódica del WiFi es fundamental para agilizar el trabajo en la empresa.
  • Backup online (copias de seguridad). Esto podrá ser de gran ayuda si se sufre una pérdida de datos a causa de algún error en el sistema.

Asimismo, también cabe destacar que los servicios de informática, además de instalar o llevar a cabo estas medidas, buscan tener al día tu ordenador.

Conclusión: importancia de reforzar los 3 tipos de seguridad informática

La seguridad informática es un asunto de preocupación a escala mundial. Los riesgos de robo de datos son muy elevados, por lo que se necesitan conocimientos actualizados sobre la materia. Aplicar los 3 tipos de seguridad informática es la manera adecuada para garantizar la mayor protección posible frente a ciberataques. Proteger al mismo el hardware, el software y la red es clave para contrarrestarlos.

Cada vez se consigue una mayor defensa, incluso cuando los criminales informáticos desarrollan nuevos métodos para burlar la ciberseguridad. No obstante, el número de ataques no deja de crecer y uno de los motivos es la falta de atención que se les presta. Muchas compañías instalan herramientas de seguridad informática, pero luego no se preocupan de hacer un seguimiento o implementar actualizaciones, hasta que los hackers entonces pueden sortear esos obstáculos y cumplir su objetivo.

Por ello, para que estos tipos de seguridad sean efectivos, se ha de llevar a cabo también un mantenimiento informático.

Suscríbete al newsletter

Asóciate con aquellos que te harán mejorar. El proceso es mutuo, pues la gente aprende mientras enseña -SÉNECA-

Deja una respuesta