Seguridad activa y pasiva informática

Seguridad activa y pasiva informática
índice

Seguridad activa y pasiva informática, ¿qué son y en qué se diferencian?

Las pequeñas y medianas empresas son el objetivo del 70% de los ciberataques que tienen lugar en España de acuerdo al Estudio sobre Cibercriminalidad del Ministerio del Interior. Con esta cifra, cuanto menos escandalosa, queda patente la importancia que tiene la seguridad informática hoy en día para cualquier pequeño negocio.

El uso cada vez más habitual de tecnología por parte de la sociedad incrementan las posibilidades de sufrir ataques o fallos informáticos en tu empresa que pueden poner en riesgo tu proyecto. Otro factor que ha incrementado la necesidad de implementar sistemas de ciberseguridad en las pymes es el aumento del trabajo en remoto o teletrabajo a raíz de la pandemia global originada por el Covid-19, tal y como señalan desde Sophos.

Por esta razón, es clave que conozcas qué es seguridad activa y pasiva en informática. Aprender a distinguir entre ambas, además de conocer sus beneficios, te ahorrará muchos problemas en el futuro. Presta atención porque te lo contamos todo en este post.

¿Qué entendemos por seguridad informática?

La seguridad informática se define como todas las medidas que se toman para proteger tus sistemas y evitar que tus equipos sufran daños, usos no autorizados o robos causados por malware. Esto es aplicable tanto para los programas informáticos (software) como para la parte física de tu ordenador (hardware).

Consideramos esencial que tengas esta definición clara porque, a pesar de que oímos hablar de seguridad informática y ciberataques a diario, todavía son conceptos bastante desconocidos por la mayoría de las personas. Quizá hasta tú hayas sido atacado por un malware y lo único que se te ha ocurrido es aporrear el ordenador esperando que todo acabe funcionando correctamente.

Lejos de la realidad y con el objetivo de evitar problema con tus equipos, debes tener claro a que te enfrentas. Ahora que sabes esto, ya puedes pasar al siguiente paso: diferenciar entre sistemas de seguridad activa y seguridad pasiva.

¿Qué es seguridad pasiva y seguridad activa en informática?

Como su propio nombre indica, los sistemas de seguridad pasivos y activos tienen la misma función (proteger tus archivos y equipos), pero lo hacen por vías distintas. Por ello, dar una definición de los mismos es, al mismo tiempo, entender sus diferencias.

La seguridad activa es aquella cuyo objetivo es prevenir cualquier acción que suponga un ataque al sistema informático tanto si procede de un malware como de un acto involuntario. Por tanto, la seguridad activa está destinada a evitar los daños.

Por otro lado, la seguridad pasiva soluciona o minimiza las agresiones informáticas después de haberse producido. De este modo, un sistema de seguridad pasiva es todo aquel que trabaja de forma constante sin que tú tengas que hacer nada para evitar problemas.

A pesar de que todo parece muy sencillo, la realidad es algo más compleja. Esto se debe a que, al tratarse de seguridad digital, todos los sistemas tienen cierto componente pasivo y algún carácter activo.

Para que lo comprendas a fondo, vamos a ilustrar la diferencia entre ambas formas de seguridad con varios ejemplos.

Ejemplos de seguridad pasiva

  • Escanear y eliminar los malware que hayan infectado los equipos mediante el uso de programas adecuados.
  • Crear de copias de seguridad o backups del disco duro cada cierto tiempo en diferentes soportes y/o ubicaciones que permitan recuperar la información en caso de que el sistema sufra un daño importante. Este es, sin duda, uno de los mejores métodos de afrontar un ataque informático que suponga una pérdida temporal o permanente de los datos almacenados en los equipos de tu empresa.
  • Hacer particiones en el disco duro con el fin de almacenar las copias de seguridad y archivos importantes, así como evitar que el software hostil avance en el sistema.
  • Contar con un buen sistema operativo de calidad y cuidar lo máximo posible el hardware. Un mantenimiento informático profesional que revise los equipos de forma regular siempre es una medida de seguridad adecuada que evita problemas indeseados.

Ejemplos de seguridad activa

  • Emplear contraseñas seguras y modificarlas cada cierto tiempo. Este es el ejemplo más claro entre las medidas de seguridad activa.
  • Uso de herramientas de seguridad informática como softwares antivirus potentes y profesionales o firewalls que protejan de intrusiones. Esta medida también sería un ejemplo de seguridad pasiva porque el software revisa constantemente el sistema sin que tú hagas nada. Sin embargo, lo ideal es realizar escáneres cada poco tiempo.
  • Encriptación de archivos y datos importantes. De cara a posibles ataques a sistemas informáticos, es conveniente tener carpetas y documentos protegidos para evitar que cualquier hacker pueda leerlos.

Como ves, las medidas de seguridad informática, tanto activas como pasivas, son las encargadas de prevenir problemas en los equipos de tu empresa que podrían ocasionar daños irreversibles. Desde ataques de hackers hasta un fallo en el hardware, cualquier problema podría convertirse en un verdadero desastre y derivar en consecuencias económicas o legales para tu negocio.

Si quieres evitar estas situaciones, te recomendamos la mejor medida de seguridad posible: contar con ayuda profesional. Tan solo una empresa especializada será capaz de auditar la seguridad informática de tu empresa para detectar las necesidades a cubrir y establecer las medidas oportunas.

Contratar un servicio de seguridad informática especializado que mantenga los datos de tu empresa a salvo es fundamental hoy en día. Solo así podrás despreocuparte y centrarte en lo que de verdad se te da bien: hacer crecer tu negocio. ¿Hablamos?

Suscríbete al newsletter

Asóciate con aquellos que te harán mejorar. El proceso es mutuo, pues la gente aprende mientras enseña -SÉNECA-

Deja una respuesta