• C/Ribera del Loira,46
  • 91-533-44-09

¿Qué es una landing page y para qué sirve?

que es una landing page
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

 

En el mundo del marketing digital nos encanta utilizar los anglicismos y uno de los que más se han escuchado en los últimos tiempos es landing page. Pero… ¿tienes claro realmente qué es una landing page y para qué sirve? ¿De verdad puede ayudarte a vender más en Internet? ¡Lo descubrimos en este artículo!

¿Qué es una landing page?

Una landing page se define como una página de aterrizaje, es decir, una página a la que llega el usuario y que está diseñada con el objetivo de conseguir que éste lleve a cabo una acción determinada.

Entonces… ¿una landing page es cualquier página de un sitio web? No. Cuando en marketing digital tratamos la definición de qué es una landing page nos referimos siempre a una página independiente, con una estructura y un diseño diferentes a los que siguen el resto de páginas de un sitio web.

Las landing pages se crean como parte de campañas de marketing o publicidad concretas. Además, la ruta de llegada hasta una landing page siempre suele tener origen en un enlace o anuncio (redes sociales, newsletter o Adwords) y no a través de la navegación en la propia web.

No obstante, también es posible trabajar y optimizar una landing page para una determinada palabra clave de tal manera que se llegue hasta ella a través de la búsqueda orgánica en Google.

El diseño particular de una landing page está siempre orientado a un objetivo o una meta que debe estar definida previamente. Este objetivo es lo que se denomina conversión.

Y… ¿qué es una conversión? Una acción concreta que buscamos que el usuario realice en la landing page. Puede ser una venta, una suscripción, un seguimiento en una red social, una descarga, que el usuario nos facilite un contacto telefónico,…

¿Para qué sirve una landing page?

Ahora que ya tienes más claro qué es una landing page vamos a centrar la atención en analizar para qué sirve.

La landing page es una herramienta de marketing digital realmente potente para captar nuevas oportunidades de venta. En definitiva, su función reside en convertir a visitantes en clientes o potenciales clientes (leads). En otras palabras, una landing page es ese vendedor capaz de convencer al visitante de continuar hacia la acción que tú deseas que haga. Y trabaja por tu negocio las 24 horas de los 365 días del año.

Otra de las ventajas de la landing page es que permite medir y analizar su éxito de forma bastante precisa a través de Google Analytics insertando el código de seguimiento. Para ello, resulta clave implementar junto a la página de aterrizaje una página de agradecimiento a la que el visitante llegue una vez que confirme sus datos en un formulario de contacto.

Para que una landing page cumpla su propósito es necesario fijar de forma clara el objetivo que se pretende alcanzar con ella. En último término, siempre suele ser la venta ya sea de productos o de servicios. Cuando se culmina el objetivo, se puede decir que se ha logrado una conversión.

Vamos a poner un ejemplo…

Imagina que tu objetivo es vender un curso online y para ello quieres aumentar tu lista de suscriptores con la idea de iniciar una estrategia de e-mail marketing. A ese público frío que entra a través de la landing page y que acaba dejando su correo electrónico vas a ir calentándolo a través de una secuencia de e-mails programada.

Tu meta final de negocio, como hemos anunciado antes, es la venta del curso. Pero recuerda, el objetivo de la landing page o página de aterrizaje que has creado es captar e-mails. Cada correo electrónico que consigas es una conversión y, por lo tanto, un objetivo cumplido.

Las conversiones más habituales que se persiguen con las landing pages son:

  1. Captación de leads: es el tipo de página de destino más utilizado en el marketing B2B.
  2. Venta directa: destinada a cerrar una venta.

#1 Landing page para captación de leads

Conseguir y recopilar los datos de contacto de un potencial cliente como el teléfono o el correo electrónico a través de un formulario es la finalidad de este tipo de landing page.

Esta acción es lo que se conoce como captar leads (clientes en potencia). La información que obtengas te permitirá conectar con el usuario en un futuro para comenzar diferentes acciones de marketing destinadas a la venta.

Pero… ¡ojo! Raramente un usuario deja sus datos así a la ligera. Lo más frecuente es que espere recibir algo valioso a cambio como puede ser una descarga (e-book, checklist, código de descuento, prueba gratuita, infografía,…). Este elemento gratuito que se ofrece a cambio de que el usuario deje su contacto es lo que se conoce como lead magnet.

#2 Landing page para venta directa

Este tipo de página de aterrizaje sirve para que el cliente lleve a cabo la compra de un producto o servicio. Además, cuando genera la venta también se obtienen los datos del cliente que se pueden emplear para llevar a cabo nuevas campañas de marketing con previa autorización.

6 ingredientes clave de una landing page

Ahora que ya sabes qué es una landing page y para qué sirve, vas a descubrir 6 elementos esenciales que tienen en común las páginas de aterrizaje para captación de leads.

#1 Titular llamativo

Una página de aterrizaje necesita de un título simple pero llamativo que explique de forma clara y directa de qué trata la página y por qué es interesante para el visitante.

#2 Contenido de valor y que resuelva objeciones

En una landing page el texto de relleno sobra por completo. Hay que ir al grano, no hacer perder el tiempo al visitante y, sobre todo, centrar el contenido en aportar valor. Algo que se logra demostrando al cliente potencial el beneficio que va a obtener si lleva a cabo la acción que le estás requiriendo.

Es esencial asegurarse de que a lo largo del texto de la página se resuelven todas aquellas objeciones que el cliente puede tener antes de efectuar la conversión. El copywriting y el storytelling son dos técnicas de escritura ideales para redactar las páginas de aterrizaje.

Asimismo, usa un lenguaje claro, estructura el contenido (sin párrafos largos, ten en cuenta que en Internet no se lee, sino que se escanea) y busca siempre la conexión con el lector.

#3 Adiós a todas las distracciones posibles que impidan alcanzar el objetivo

El diseño de una landing page difiere del resto de páginas de una web por un motivo: concentrar toda la atención del visitante en la acción que se pretende conseguir.

Para ello, la página de aterrizaje debe evitar al máximo incorporar elementos que puedan suponer una distracción para el usuario. Habitualmente no suelen incorporar menús superiores, laterales ni a pie de página porque pueden suponer un punto de salida de las visitas.Aquí no se recomienda poner enlaces a redes sociales, todo punto de fuga es un riesgo a que el cliente potencial no vuelva a nuestra landing.

#4 Call to action claro

La llamada a la acción es la clave para conseguir que una landing page cumpla su utilidad. Los call to action deben ser claros y los suficientemente llamativos como para motivar el clic del visitante. Además, deben estar situados de forma estratégica a lo largo de la página de aterrizaje.

Hacer uso de técnicas de copywriting es fundamental para motivar la conversión. Por ejemplo, resulta muy efectivo utilizar verbos de acción como pueden ser “descubre”, “consigue”, “logra”, “resuelve”,…

Por último, hay que apostar siempre por un diseño de botón de llamada a la acción limpio, claro y de color llamativo.

#5 Formulario de suscripción

Si el objetivo de la landing page es generar un lead es imprescindible contar con un formulario de contacto. Nuestra recomendación es que solicites al visitante los datos básicos e imprescindibles (nombre y correo electrónico suelen ser los más habituales).

Si pides más información de la cuenta como la dirección o la fecha de nacimiento, entre otros, es más probable que el usuario abandone la página y no se alcance la captación de leads.

#6 Prueba social

Los testimonios pueden ayudar a impulsar la tasa de conversión de una forma muy poderosa. Los seres humanos nos sentimos más predispuestos a comprar un producto o servicio cuando nos cercioramos de que otras personas ya lo han consumido antes y hablan bien de él. Esto es lo que se conoce en el contexto del marketing digital como prueba social.

Por este motivo, es muy interesante incluir experiencias de clientes que ya hayan adquirido el producto o servicio que pretendes vender. Estas opiniones potenciarán la confianza del usuario en la compra.

Ya tienes claro qué es una landing page y para qué sirve. Incluso conoces 6 recursos clave que deben contener las páginas de aterrizaje destinadas a captación de leads. De esta forma podrás aplicarlos en tu próxima landing page tanto si eres tú quien la vas a crear como si acudes a un desarrollador.

 

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]

Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe noticias sobre tecnología,sistemas informáticos y hardware,posicionamiento SEO y diseño Web

Compártelo con tus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *