Análisis forense en ciberseguridad: qué es y cómo funciona

Tabla de contenidos

Proteger tu empresa frente a ataques cibernéticos ya no es una opción, es una necesidad. Si no nos crees, basta con echar un vistazo rápido a las cifras:

       Los ciberdelitos aumentaron un 72% en nuestro país respecto a los datos pre pandemia registrados en 2019.

       El 44% de las pymes españolas ya han sido víctimas de un ciberataque y las consecuencias económicas pueden llegar a ser desastrosas.

       El coste medio de un ciberataque para la empresa supera los 100.000 euros, una cifra que sobrepasa con creces la media mundial que no alcanza los 80.000 euros (Informe de Ciberpreparación 2022).

Ante este panorama desolador, las empresas solo tienen un camino: protegerse. ¿Cómo? Adoptando soluciones de ciberseguridad eficaces destinadas a salvaguardar sus sistemas informáticos y mantener los datos a salvo.

Pero, ¿qué pasa si, a pesar de todos los esfuerzos, somos objeto de un ciberataque? En estas situaciones, las empresas pueden confiar en un análisis forense en ciberseguridad que les permitirá identificar el origen de la infracción y obtener recomendaciones para implementar medidas que prevengan futuros incidentes.

En este artículo queremos hablarte precisamente de esta disciplina que se ha vuelto clave en un entorno digital como el actual en el que las amenazas cibernéticas se vuelven cada vez más complejas y difíciles de enfrentar.

¿Qué es un análisis forense en ciberseguridad? ¿Cómo se realiza? ¿Cuál es su importancia? Ahí van las respuestas.

analisis forense ciberseguridad

¿Qué es un análisis forense en informática?

El análisis forense en ciberseguridad se puede definir como un proceso detallado para detectar, recopilar y documentar evidencia digital tras un incidente relacionado con la seguridad informática.

El objetivo de este análisis forense es determinar la naturaleza del ataque, identificar a los responsables, recuperar datos perdidos o robados, además de prepararse para prevenir futuros ciberataques.

Y sí, efectivamente el término análisis forense suena a película policiaca porque la realidad es que este proceso sigue la misma lógica que una investigación forense en criminología.

Los analistas forenses en ciberseguridad actúan igual que un detective, analizando pistas, evidencias y patrones para resolver crímenes y delitos, aunque en este caso se restringen al ámbito digital —y no utilizan pistolas ni bisturís—.

Este tipo de análisis forense en ciberseguridad se aplica en multitud de escenarios como la manipulación o el robo de datos, la intrusión en redes informáticas, el fraude informático, la malversación de fondos, la extorsión o la violación de derechos de autor.

Incluso puede ser necesario en la recopilación de evidencias y pruebas para procedimientos legales o judiciales en el contexto de una investigación criminal.

¿Cómo se realiza el análisis forense en ciberseguridad?

Como hemos visto, en análisis forense en ciberseguridad trata de encontrar respuestas a preguntas críticas después de un ciberataque:

  • Qué sucedió.

  • Cómo sucedió (métodos, rutas…).

  • Quién lo hizo (identificando firmas digitales o patrones de ataque).

  • Cómo evitar este tipo de ataques maliciosos en el futuro, algo fundamental.

Todo este proceso entraña una considerable complejidad. Hay que pensar que los delitos cibernéticos no son fáciles de investigar porque la escena del crimen existe en el mundo digital. En el caso de robos o ataques en el plano “offline”, los daños físicos se observan de forma obvia.

En el plano digital, detectar estas evidencias no resulta tan obvio, más aún si tenemos en cuenta que, si el ataque lo han perpetrado hackers avanzados, probablemente hayan intentado ocultar sus huellas complicando la investigación.

Por todo ello, un análisis forense de este tipo siempre debe recaer sobre expertos en ciberseguridad que posean un alto nivel de especialización y manejen herramientas de seguridad informática adecuadas.

Asimismo, deben dominar un conocimiento profundo en materia de informática, redes, protocolos de comunicación, marcos de seguridad (como el desarrollado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) programación y criptografía, además de legislación relativa a privacidad y protección de datos.

Dicho esto, veamos las fases generales que debe seguir un análisis forense profesional en el entorno de la ciberseguridad para resultar efectivo.

1. Identificación

El primer paso en un análisis forense en ciberseguridad es identificar todos aquellos dispositivos y recursos que contienen los datos que formarán parte de la investigación.

En este sentido, es fundamental iniciar el análisis forense cuanto antes para evitar que se sobrescriban los datos más antiguos y que los registros de entrada cambien. Al igual que en una escena del crimen, cuanto más recientes sean las evidencias recabadas, más precisa será la imagen obtenida del suceso.

Los analistas extraen datos de una variedad de fuentes; de hecho, de cualquier tecnología que pueda utilizar un usuario final. Estos incluyen dispositivos móviles, ordenadores, tabletas, servicios de computación en la nube, redes de TI o aplicaciones de software, entre otras.

Una vez identificados estos dispositivos se recopila toda la evidencia digital del sistema afectado como pueden ser archivos, registro de eventos, programas maliciosos, e-mails, sistemas operativos afectados o cualquier otro dato relacionado con el incidente.

2. Preservación

El siguiente paso es aislar, asegurar y conservar la mayor cantidad de evidencia digital posible en la red afectada, así como prevenir cualquier alteración o destrucción de las evidencias halladas.

El objetivo es almacenar la información a salvo del acceso de cualquier persona ajena a la investigación para que la víctima del ciberataque pueda hacer uso de ellas en un caso legal si así lo considera.

Para garantizar la integridad y autenticidad de los datos digitales recopilados se emplean diferentes técnicas como las copias de seguridad (que se deben preservar en medios seguros fuera del sistema original) o los algoritmos hash que permiten encriptar la información.

De hecho, la copia de seguridad o backup es lo que se utiliza para analizar y evaluar el ataque malicioso, mientras que los datos y dispositivos originales se guardan en una ubicación segura.

3. Análisis

Una vez que los dispositivos involucrados han sido identificados y aislados, y los datos han sido duplicados y almacenados de forma segura, llega el momento de extraer datos relevantes y examinar las evidencias con minuciosidad, en busca de pistas o pruebas que apunten a irregularidades.

Este proceso puede implicar recuperar y examinar archivos eliminados, dañados o cifrados.

El trabajo de análisis va a proporcionar información sobre el punto de entrada por el que se coló el atacante en la red, qué cuentas de usuario usó, la geolocalización de los inicios de sesión o la identificación de la duración del acceso no autorizado a la red, entre otros datos cruciales.

Gracias a este análisis forense los expertos son capaces de comprender la causa, la secuencia de eventos y cómo se ejecutó el ciberataque.

4. Documentación y presentación

La última fase consiste en registrar todos los datos que se han recogido hasta el momento para alcanzar una conclusión precisa y plasmarla en el informe forense.

La documentación adecuada ayuda a formular un cronograma de las actividades involucradas en las irregularidades, como malversación de fondos, filtración de datos o violaciones de la red.

Una vez documentada toda la investigación, se presenta ante las partes interesadas como puede ser el Comité Ejecutivo de una empresa o cualquier otro órgano.

De esta manera, el análisis forense permitirá comprender el ataque, tomar las medidas de seguridad apropiadas e incluso resultar clave para afrontar procesos judiciales en los que se vea inmersa una empresa a raíz del ciberataque.

El análisis forense en ciberseguridad: un proceso clave en la empresa

Los ataques cibernéticos aumentan cada año, ganando en complejidad, sofisticación y agresividad, gracias en parte a la intervención de las herramientas de inteligencia artificial que permiten crear virus con una facilidad pasmosa.

Ante esta realidad, los análisis forenses en ciberseguridad se han convertido en una herramienta clave para minimizar el impacto de un ataque y proteger los sistemas contra nuevas infracciones.

Quizá por ello, cada vez son más las organizaciones que se interesan en contratar expertos en ciberseguridad para realizar un análisis forense tras haber sido víctimas de un delito cibernético.

Para comprender su importancia, repasaremos los principales beneficios que brinda este proceso a la seguridad de la infraestructura informática de un negocio.

Información

La información es poder y en el contexto de la ciberseguridad esta frase cobra una importancia vital.Cualquier empresa que haya sufrido un ciberataque debe entender el delito en su contexto más completo para ver qué datos fueron vulnerados y valorar el alcance de los daños sufridos a través de un análisis forense.

Este proceso permitirá determinar si se han comprometido datos sensibles o si se han perdido activos digitales críticos para el negocio.

También ayudará a mitigar los daños que la reputación de la empresa pueda sufrir a nivel público si se llega a divulgar el suceso. La confianza de los clientes en el negocio se verá reforzada si observan que están gestionando este ataque con transparencia y decisión.

Por otro lado, el análisis forense ayuda a recopilar cualquier tipo de evidencia digital sólida detectable que puede resultar necesaria en investigaciones internas o procedimientos legales.

Recuperación de datos

La normativa actual exige a las empresas garantizar la seguridad de los datos almacenados (claves bancarias, contraseñas de tarjetas de crédito…).

En caso de sufrir cualquier tipo de ataque informático ya sea malware, phishing o ransomware, entre otros, es fundamental intentar recuperar la información, especialmente en caso de violación de datos, eliminación maliciosa o robo de identidad.

Y, aunque el análisis forense no es una herramienta de recuperación de datos en sí misma, ya que esta labor recae principalmente en profesionales de recuperación de información o especialistas en sistemas de respaldo de datos, sí puede proporcionar información esencial para orientar el proceso y ayudar en la tarea.

Prevención

Todos estamos en el punto de mira de los hackers. La prevención es el arma más poderosa que tenemos en nuestra mano para plantarles cara.

Si bien un análisis forense no tiene la capacidad de prevenir un ataque futuro, sí puede proporcionar información esencial para detectar áreas débiles o brechas en la infraestructura informática de la empresa que se deben resolver adoptando medidas de seguridad activa y pasiva (añadiendo capas de protección, empleando contraseñas seguras…).

De esta manera, la infraestructura tecnológica del proyecto estará reforzada con los escudos necesarios para resistir el próximo embite de los piratas informáticos.

Asimismo, el análisis ayudará a garantizar que la red ya no esté comprometida y, por tanto, libre de cualquier presencia sospechosa que haya querido intentar ocultarse entre los sistemas de la empresa.

Como ves, el análisis forense es uno de los mejores instrumentos que como especialistas en ciberseguridad tenemos a nuestro alcance para afrontar situaciones tan delicadas para una empresa como un ataque informático.

Si tus sistemas han sido vulnerados o, simplemente, quieres asegurar un mantenimiento y protección óptimos, cuenta con Sale Systems.

Déjanos tu comentario

Deja una respuesta

Si tu empresa necesita servicios informáticos podemos ayudarte

Desde el mantenimiento informático que garantiza la eficiencia y longevidad de tus equipos, hasta soluciones avanzadas en seguridad informática para proteger tus datos más valiosos. Ofrecemos consultoría informática personalizada, así como programación a medida para alinear la tecnología con tus objetivos empresariales, servicios cloud innovadores para una mayor flexibilidad y escalabilidad, y servicios de instalación y certificación de redes informáticas para asegurar conexiones fiables y rápidas. No dejes que los desafíos tecnológicos ralenticen tu progreso. Contáctanos hoy para obtener más información y dar el primer paso hacia una solución informática integral y a medida para tu empresa

Más información
Últimas entradas

Guía completa sobre Business Intelligence: definición, beneficios y herramientas

El Business Intelligence (BI) es un conjunto de procesos y...

Leer más17 mayo, 2024

Informático experto en soluciones tecnológicas para empresas

En la era de la digitalización empresarial, el informático experto...

Leer más9 mayo, 2024

Sistemas MES: qué son y cómo te ayudan a mejorar tu empresa

Las empresas manufactureras deben abrazar el cambio para avanzar y...

Leer más18 abril, 2024

Sistemas de diseño o design systems: qué son y qué beneficios te ofrecen

Crear experiencias digitales óptimas para tus clientes es fundamental si...

Leer más11 abril, 2024