En la muñeca Rusa más pequeña, está el tesoro más grande

En la muñeca Rusa más pequeña está el tesoro más grande
índice

Tiendo a quedarme en la superficie, creo que es instinto de supervivencia.

Veo lo que veo, escucho lo que escucho, toco lo que toco, y huelo lo que huelo.

Hago demasiado caso a mis sentidos.

También percibo lo que siento, y entonces me doy cuenta  que hay un más allá a mis sentidos.

Debería profundizar más en las cosas importantes. No debo quedarme ahí, en la superficie.

Es ahí, donde están los detalles que realmente hacen la diferencia, buceando en el fondo de las cosas. Hay una parte de nuestra realidad  que materializamos en nuestra mente, en nuestra imaginación.

Es lo que hay.

Llevo algún tiempo hablando con mi hijo sobre cachorros de perro pastor Alemán.

Desde entonces, aparecen perros pastores alemanes por todos lados. Puede ser casualidad, yo creo que no.

Bien.

Cuando era pequeño, mis abuelos tenían diez muñecas Rusas metidas dentro de la muñeca Rusa más grande.

Yo abría y abría muñecas hasta quedarme con la más pequeña, la miraba durante un rato y la volvía a meter dentro de una más grande, así, hasta solo quedarme con una.

Aquello me parecía mágico, me encantaba el misterio de la muñeca Rusa.

Cuando vas a comprar un ordenador pasa algo parecido, todos parecen iguales, pero no lo son.

Unos se recomiendan para hacer unas cosas y otros están diseñados para hacer otras. Están metidos en carcasas parecidas, pero es dentro, en su arquitectura y su configuración, donde está el que realmente  necesitas.

Portátiles diseñados para tu empresa

PD: Si estás buscando un ordenador portátil para realizar tareas empresariales, tu sitio está arriba, en el enlace. Ya hemos descartado para ti  de entre un montón de ordenadores portátiles los que no están diseñados para este tipo de tareas.

PD2: Si vas a copiarlo, y lo vas a publicar en algún sitio ten la delicadeza de mencionarnos. No es solo por el trabajo que cuesta que también. Más bien por ética, respeto.

PD3: Si no quieres copiarlo pero quieres escribir, entretener y después vender. Lee mucho, copia los que te gusten a mano y con el tiempo sabrás hacerlo tu solo, sola o sole. Yo voy a escribir más, lo hago para nuestros newsletter, pero algún día desapareceré, o no.

Suscríbete al newsletter

Asóciate con aquellos que te harán mejorar. El proceso es mutuo, pues la gente aprende mientras enseña -SÉNECA-

Deja una respuesta