Mi PC no enciende: 14 soluciones para que tu equipo funcione

Tabla de contenidos

Mi PC no enciende, ¿qué leches pasa? Tranquilidad, hay solución y aquí la encontrarás. Sabemos que el ordenador es una herramienta de trabajo vital en nuestro día a día y cuando falla saltan las alarmas. Sin ordenador operativo perdemos tiempo. Y todos sabemos que el tiempo es dinero. 

Así que si te has sentado a trabajar y has detectado que tu PC no enciende o arranca, pero vuelve a apagarse, este artículo te viene como anillo al dedo.

Te contamos las 14 causas más frecuentes por las que un ordenador no enciende y cómo puedes resolverlas para continuar con tu jornada laboral.

Mi PC no enciende

Cómo arreglar un PC que no enciende

Si le das al botón de “on” y tu PC no enciende, estas son las comprobaciones que debes hacer.

1. Comprueba la fuente de alimentación

Sí, puede parecer una tontería, pero créenos tras más de dos décadas ofreciendo servicio de mantenimiento informático, hemos visto de todo. Y, a veces, la solución a por qué el PC no enciende es, sencillamente, que la corriente eléctrica no está llegando al equipo y, en consecuencia, no arranca.

Para ver si este es el problema que afecta a tu aparato, verifica en primer lugar el cable de alimentación, conocido como cable C13. 

Asegúrate que esté conectado con firmeza tanto a la fuente de alimentación del PC como al enchufe de la pared. Si es así, comprueba que ese enchufe funcione bien conectando otro dispositivo como, por ejemplo, una lámpara. 

Y si utilizas una regleta que tiene interruptor de encendido, vigila que esté en la posición de encendido.  

2. Verifica el interruptor de la fuente de alimentación

Cuando tu PC no enciende también puedes revisar el interruptor de la fuente de alimentación, muy habitual en los PC de torre, que se ubica en la parte trasera de la misma. Su función es interrumpir el suministro de energía al sistema. Por tanto, debería estar encendido para que el ordenador se encienda.

3. Revisa la batería del portátil

¿Utilizas un portátil y no estás conectado a la corriente eléctrica? Pues comprueba la batería (o la externa si utilizas una), no vaya a ser que se haya agotado (o directamente esté averiada) y ese sea el motivo por el que el PC no enciende. Simplemente, conecta el cable de alimentación y deja pasar unos minutos para observar si la batería se carga. 

¿No es así? Pues puede que ahí esté el problema y debas sustituirla por otra. Ten en cuenta que las baterías son uno de los componentes que mayor desgaste sufren con el uso de los equipos y no es raro que falle con el tiempo, si, además, no la hemos cuidado como deberíamos.

4. Mira que el botón de encendido funcione

Si todo esto está OK, solo nos queda por descartar que el fallo no se encuentre en el botón de encendido. Inspecciona que no esté atascado o dañado y prueba a mantenerlo presionado durante 5-10 segundos.

En caso de que hayas identificado algún fallo en cualquiera de los componentes de tu PC que hemos citado, para funcionar correctamente vas a tener que sustituirlos por tu cuenta o contar con un servicio de informática profesional.

PC no arranca

5. Pc se enciende y se apaga de inmediato

Si tu PC se enciende, pero se apaga antes de arrancar, el sobrecalentamiento puede ser el origen del problema. La acumulación de polvo en las rejillas de ventilación o en los ventiladores puede provocar que la máquina acumule calor en exceso y se apague o directamente no arranque. Observa si los ventiladores de la CPU trabajan y no haya suciedad que los obstruya. 

Asimismo, sería recomendable inspeccionar la pasta térmica situada entre la CPU y el disipador de calor, ya que puede haberse degradado. Si es así, habría que reemplazarla, algo que es aconsejable realizar cada 2 o 3 años. De nuevo, para ello y si no sabes por dónde te andas, lo mejor es ponerte en manos de especialistas.

El ordenador se enciende, pero no arranca

Puede suceder que el PC se encienda, pero el sistema operativo no termine de arrancar. ¿A qué se puede deber?

6. Revisa tu pantalla

Si tu ordenador parece estar funcionando, o al menos hace algo de ruido, pero no aparece nada en la pantalla, asegúrate de que el monitor esté encendido y conectado al PC

Igualmente, vale la pena verificar que el brillo no se haya puesto a cero por accidente. Si tienes opción, intenta conectar el ordenador a una pantalla diferente (o incluso a una televisión) para ver si eso resuelve el problema. 

Llegado el caso, podríamos hacer un chequeo para confirmar que la tarjeta gráfica está bien instalada y los cables conectados como es debido, aunque para ello tendrías que ponerte a destripar tu ordenador. Si no tienes conocimientos de informática, te lo desaconsejamos por completo.

7. Extrae dispositivos conectados innecesarios

Antes de continuar viendo otras posibles causas, desconecta del ordenador todos los dispositivos y memorias que sean impensables como webcams, micrófonos, tarjetas microSD, lectores de disco o discos duros externos por USB, entre otros. En ocasiones, estos dispositivos conectados en diferentes puertos del PC causan conflictos durante el arranque del sistema operativo. 

Simplemente, enciende tu ordenador con la pantalla, el teclado y el ratón conectados.  Si se inicia correctamente, apágalo y vuelve a conectar un periférico, luego inícialo de nuevo. Sigue haciendo esto hasta que descubras al culpable. 

¿Nada? Pues sigamos ahondando en otras posibles causas de por qué mi PC no arranca.

Windows no arranca

8. Chequea la configuración del BIOS o UEFI

Si tu PC parece encenderse, pero Windows no se pone en marcha, otra acción que puedes llevar a cabo es verificar si el BIOS o UEFI está actualizado o muestra configuraciones inusuales.

El BIOS (Basic Input-Output System) o sistema básico de entrada/salida), que los fabricantes de placas base reemplazaron con la nueva tecnología UEFI (Unified Extensible Firmware Interface) o interfaz de firmware extensible unificada en los ordenadores más nuevos, es básicamente un intérprete entre el sistema operativo y el firmware.

Sigue estos pasos para restablecer la BIOS/UEFI:

  • Accede a la configuración del BIOS/UEFI: Durante el arranque, presiona la tecla específica indicada en la pantalla de inicio. Dependiendo de tu placa base, podría ser Esc, Supr F1, F2, F8, F9, F10, F11 o F12. Con el manual de usuario podrás resolver esta duda.
  • Restablece a los valores predeterminados: Busca una opción para restablecer la BIOS/UEFI a sus valores predeterminados de fábrica.
  • Actualiza la BIOS/UEFI: Si tu PC enciende, pero muestra problemas recurrentes, considera actualizar el firmware de la BIOS a la última versión.

9. Fallo en la memoria RAM o en la placa base

La RAM que significa Random Access Memory (o, lo que es lo mismo, memoria de acceso aleatorio) es un componente físico del ordenador donde se almacenan datos temporalmente. Y sí, puede fallar provocando que tu PC no encienda. 

Este problema exige que abras tu ordenador para acceder al componente y comprobar si hay algún defecto, la instalación ha sido inadecuada o, sencillamente, los módulos se han soltado y hay que encajarlos de nuevo en sus ranuras. En estos supuestos deberás cambiar la memoria RAM por otra o reajustarla en su ranura

Respecto a la placa base (o placa madre), es el núcleo de tu dispositivo y si está dañada, el PC no encenderá. Puedes tratar de revisarla para comprobar las conexiones y detectar si existen componentes quemados o condensadores hinchados, por ejemplo. 

Pero, de nuevo, este chequeo debe hacerse “desmontando” tu ordenador. Si no estás capacitado, mejor no hurgar y ponerse en manos de una empresa de informática.

10. Presta atención a los pitidos

Los pitidos al encender el PC (al estilo código Morse) son códigos que la placa base utiliza para indicar problemas. Un solo pitido puede señalar que todo está bien, mientras que un tono largo y continuo podría advertir que la fuente de alimentación, la memoria RAM o la tarjeta gráfica, por ejemplo, están experimentando un fallo crítico.

Lo mejor es consultar el manual del usuario del ordenador o contactar con el servicio de soporte técnico para interpretar los códigos específicos que lanza tu ordenador. 

El único problema es que no todas las placas base emplean estos códigos sonoros, por lo que puede que esta no sea una opción viable para ti.

11. Prueba el modo seguro de Windows

Otro supuesto que puedes sufrir es que el PC comience a iniciarse, pero falle durante el proceso. Aquí, puedes probar a arrancar Windows en modo seguro, de tal forma que se carguen una cantidad limitada de programas, facilitando la identificación del problema. Sigue estos pasos:

  1. Mantén presionando el botón de encendido durante 10 segundos para apagar el ordenador.
  2. Presionar el botón de encendido de nuevo.
  3. Cuando veas que Windows intenta arrancar, mantén presionado el botón de encendido hasta que el dispositivo se apague. 
  4. Presiona el botón de encendido otra vez.
  5. Repite los pasos 3 y 4. Después, deja que el ordenador se reinicie por completo y ya estarás ante el entorno de recuperación de Windows.
  6. En esta pantalla, selecciona “Solucionar problemas” > “Opciones avanzadas” > “Configuración de inicio” > “Reiniciar”. 
  7. Después de que el PC se reinicie, presiona 5 para iniciar en modo seguro.

Si ves que tu ordenador se enciende con normalidad, intenta deshacer cualquier cambio reciente que hayas hecho, como desinstalar un software o un hardware que hayas añadido hace poco. Se trata de revertir la configuración a antes de que te diera problemas.

Solucionar PC no enciende

El ordenador se enciende, pero no funciona correctamente

Otro escenario que puede suceder es que tu ordenador se encienda y el sistema operativo arranque. Sin embargo, no funciona como debería y el PC va lento. ¿Qué puedes hacer al respecto?

12. Restablece actualizaciones de Windows

Si tu PC te da problemas justo después de una actualización de Windows, puede ser que este update no le haya sentado del todo bien a tu equipo. Sí, hasta las grandes empresas de productos informáticas la lían parda de vez en cuando.

Estas actualizaciones las puedes hacer a propósito ante avisos del sistema o incluso el propio Windows puede haberlo hecho en segundo plano sin que te dieras cuenta). Por suerte, Windows te ofrece la opción de revertir este update y volver a la versión anterior. ¿Cómo? 

Desde el menú “Inicio” > “Configuración” > “Actualización y seguridad” > “Solucionar problemas” > “solucionadores de problemas adicionales” > “Ejecutar el solucionador de problemas”. 

Sigue las instrucciones y desinstala las actualizaciones hasta que Windows se ponga las pilas y de solución a los problemas.

13. Verifica y repara el disco duro dañado

Revisa si hay daños en el disco duro que están impidiendo que Windows se ejecute sin fallos. Puedes hacerlo reiniciando el PC hasta acceder al modo seguro y, desde ahí, abrir el explorador de archivos de Windows (tecla Windows + tecla E). 

A continuación, haz clic en la unidad que da problemas y selecciona “propiedades”. Después, ve a la pestaña “herramientas” y pincha en “comprobación de errores” y selecciona “examinar y reparar”.

Pc no arranca

14. Escanea en busca de malware

Los diferentes tipos de virus informáticos, también pueden ser el motivo que impida que tu ordenador se encienda, pero no arranque. Cualquier malware o ransomware mal codificado puede impedir que Windows se ejecute correctamente. 

Para revisar si tu equipo ha sido objetivo de un ataque informático, puedes intentar iniciar el ordenador no desde el disco duro interno, sino desde una unidad externa USB. Si lo logras, puedes utilizar un software antivirus para inspeccionar el PC en busca de ese intruso no deseado.

El mantenimiento preventivo, la clave para evitar que el PC no encienda

Para evitar que este tipo de problemas se vuelvan recurrentes, el mantenimiento de ordenadores es tu mejor aliado. 

Puedes hacerlo tú mismo limpiando el equipo cada cierto tiempo (incluidas las rejillas de ventilación) y verificando que todos los cables y las conexiones están bien conectadas, además de actualizar el software cuando sea necesario para mantener el sistema operativo y los controladores al día, y no caer así en problemas de compatibilidades o seguridad. 

De todas formas, las máquinas no son infalibles y tu ordenador tampoco. Si has probado todas las soluciones que te hemos ido dando a lo largo del artículo y la frase “mi PC no enciende” sigue complicándote la vida, puede ser el momento de contactar con profesionales en mantenimiento y seguridad informática para que te ayuden a resucitar tu ordenador.

Un PC parado supone una pérdida de tiempo y dinero que la mayoría de empresas no se pueden permitir.

Déjanos tu comentario

Deja una respuesta

Si tu empresa necesita servicios informáticos podemos ayudarte

Desde el mantenimiento informático que garantiza la eficiencia y longevidad de tus equipos, hasta soluciones avanzadas en seguridad informática para proteger tus datos más valiosos. Ofrecemos consultoría informática personalizada, así como programación a medida para alinear la tecnología con tus objetivos empresariales, servicios cloud innovadores para una mayor flexibilidad y escalabilidad, y servicios de instalación y certificación de redes informáticas para asegurar conexiones fiables y rápidas. No dejes que los desafíos tecnológicos ralenticen tu progreso. Contáctanos hoy para obtener más información y dar el primer paso hacia una solución informática integral y a medida para tu empresa

Más información
Últimas entradas

Crear un blog para mejorar el SEO, ¿sí o no?

Son tiempos convulsos para el SEO. La IA ha revolucionado...

Leer más18 junio, 2024

Programación a Medida: Soluciones Personalizadas para Tu Empresa

Las empresas que adoptan la programación a medida logran una...

Leer más10 junio, 2024

Mi PC no enciende: 14 soluciones para que tu equipo funcione

Sabemos que el ordenador es una herramienta de trabajo vital...

Leer más3 junio, 2024

Cómo mejorar el posicionamiento Web de tu sitio

En este artículo del blog de Sale Systems te damos...

Leer más24 mayo, 2024