Cómo trabajar tu marca en las redes sociales

cómo trabajar tu marca en las redes sociales

Las empresas son cada vez más conscientes de la relevancia de las rrss y tienen presencia en ellas; pero no todas se toman en serio la importancia de este canal para trabajar su marca.

Hemos dejado atrás los días en los que teníamos que evangelizar y educar a las empresas sobre la importancia de las rrss ante el escepticismo generalizado. Ahora, según un informe de Adigital, el 85,21 % de las empresas utiliza las rr ss con fines de negocio.

Las marcas han comprendido que, hoy por hoy, no se puede prescindir del Social Media. Pero todavía queda mucho trabajo por hacer... Así lo demuestra un estudio llevado a cabo por Fundación Telefónica según el cual, casi la mitad de las pequeñas empresas tienes perfiles sociales, aunque solo un tercio de ellas lo actualiza a diario.

Las redes sociales tienen un gran potencial para trabajar tu imagen de marca, y en Sale Systems queremos compartirlo contigo. ¿Nos acompañas?

Cómo mejorar tu branding gracias a las redes sociales

Aunque algunos piensan que la marca es simplemente un logotipo, ¡es mucho más que eso! La marca es la imagen de tu empresa, tu producto, tu servicio, tu forma de ser... La marca representa la esencia de la empresa u organización. Y cuando se trata de una marca personal (en el caso de autónomos, freelancers, etc.), ¡la marca eres tú!

Para trabajarla correctamente, las rrss constituyen una poderosa arma, si sigues consejos como los siguientes.

#1. Completa tu perfil y permanece activo

Lo habrás visto en muchas ocasiones. Un perfil social con escasa información. Sin una descripción, a menudo sin una fotografía... Proporciona un aspecto desangelado. Pero ¿qué sucede cuando se trata de un perfil o página de empresa?

Facebook, Twitter, Instagram... ¡No importa! Debes proporcionar tantos datos como te sea posible. El nombre de la empresa, una buena descripción que evite las ambigüedades, imágenes del logotipo de la empresa o de la persona que ejerce la actividad...

Recuerda que las imágenes siempre deben ser de la máxima calidad. Si se trata de un logotipo, procura que se identifique fácilmente, que no incluya letras pequeñas e ilegibles, que cumpla con los estándares de resolución de la red social de la que se trate.

Si eres un profesional independiente, lo tuyo es el branding personal. En ese caso, plantéate pagar un book con un fotógrafo profesional para disponer de imágenes de calidad en todos tus perfiles.

#2. ¡El contenido de valor lo es todo!

Tu objetivo no debe ser el de buscar la viralidad. Si pones a disposición de tu público objetivo contenidos valiosos la viralidad llegará por sí sola. Tu principal objetivo debe ser el de construir o potenciar tu marca creando a su alrededor una comunidad de seguidores.

“Pero ¿qué son contenidos de valor?” Se trata de posts, imágenes, vídeos, infografías, ebooks, etc., que resultan interesantes, satisfacen alguna necesidad de información o de otro tipo, son útiles, etc. El humor, por ejemplo, puede satisfacer una necesidad para un público determinado.

En otros casos, será la información seria y rigurosa. No es contenido valioso un vídeo o una foto de gatitos. Este tipo de posts tienen una buena acogida cuando los comparten usuarios individuales. Pero en tu caso, no deberías compartirlos a menos que tu target esté interesado en mascotas, gatos, etc.

publico objetivo-target

#3. Presta voz a tu marca

Para trabajar bien tu marca, esta debe tener voz. Todos los mensajes deben tener un hilo conductor, algo en común... Lo que compartes debe tener un tratamiento unificado.

La marca debe desarrollar un estilo comunicativo propio que los seguidores puedan identificar. Y eso solo se consigue si, además de compartir contenidos de terceros, la marca crea los suyos propios.

#4. Hazte eco de tus seguidores

Además de prestar voz a tu marca desarrollando tus propios contenidos, también debes compartir los de tus seguidores. Hacerte eco de tus publicaciones aumentará el engagement del público con tu marca.

Pero, además de compartir los contenidos de tus seguidores puedes hacer algo más beneficioso para tu branding todavía: implicar a tus seguidores en la creación de los contenidos de tu marca.

Puedes, por ejemplo, pedir fotografías de tus clientes usando tus productos, convocar un concurso de fotografía o de vídeos relacionados con la marca... ¡El único límite es tu imaginación!

Prestar voz a tus seguidores te ayudará a construir una comunidad de fans, o incluso de fieles embajadores.

#5. Posiciónate como experto en tu sector

¿Vendes cuchillos? Muestra cuánto sabes sobre el tema. ¿Ofreces servicios de consultoría legal? Demuestra tus conocimientos al respecto.

Una de las principales funciones del marketing de contenidos en las rrss es mostrar al mundo cuánto sabes de lo tuyo, y posicionarte como experto en tu sector.

Si consigues que el cliente se acuerde de ti cuando piense en renovar sus cuchillos, o te tenga como un referente en la consultoría legal cuando está pensando en contratar el servicio, habrás conseguido instalar tu marca en la mente del usuario.

#6. Muestra el lado humano de la marca

Las personas no confiamos en entidades abstractas o en logotipos. ¡Confiamos en personas!

Cuando hablamos de branding personal, profesionales independientes que ofrecen servicios freelance, emprendedores que crean una empresa unipersonal, etc., es más sencillo mostrar su dimensión humana. Pero si tienes una empresa tampoco debes renunciar a mostrar esa cercanía que transmitimos las personas reales.

Puedes elegir a uno o varios portavoces de la marca. Algunas empresas fomentan el hecho de que sus empleados creen perfiles personales vinculados a la empresa. También puedes compartir contenidos en los que se muestre el funcionamiento interno de la compañía a nivel humano.

Narra la historia de los fundadores de la empresa, cómo emprendieron el proyecto, con qué dificultades se encontraron... O entrevistar a tu equipo para que cuente sus experiencias con la marca. Son ejemplos de acciones con las que puedes crear un storytelling que conecta emocionalmente con el público porque cuenta historias de personas de carne y hueso como ellos.

#7. Atiende las consultas de tus clientes y usuarios

Cada vez más, los usuarios utilizan las redes sociales para transmitir sus quejas a las marcas o para solicitar ayuda o soporte técnico. ¡No te asustes! Puede ser algo muy positivo, si sabes sacarle partido. Es síntoma de que estás estableciendo una comunicación real con la gente.

Atiende a sus reclamaciones, ayúdales con sus inquietudes, préstales la asistencia que te reclaman. Hazlo de forma pública (excepto cuando solicites sus datos personales). Estarás proporcionando una imagen de transparencia muy beneficiosa a la hora de trabajar tu marca.

Puedes hacerlo desde tu perfil corporativo o tu página de empresa, o crear un canal alternativo de atención al cliente o soporte técnico vinculado a la marca. Esto funciona a las mil maravillas en Twitter, donde puedes encontrar perfiles como @AmazonHelp o @NikeSupport.

Pronto, la mayoría de empresas contará con estos perfiles de atención al cliente y, además, en todas las redes sociales donde tengan presencia. La tendencia es la comunicación multicanal.

Hasta aquí llegamos con los consejos para trabajar tu marca con ayuda de las redes sociales. Esperamos que te hayan resultado útiles.

Si deseas conocer más a fondo cómo ayudan a tu negocio las redes sociales con consejos de nuestros expertos en social media, sigue el link que te acabo de dejar.

¡Y pon a las redes sociales a trabajar para tu marca!

Resumen
Cómo trabajar tu marca en las redes sociales
Nombre del artículo
Cómo trabajar tu marca en las redes sociales
descripción
Las empresas son cada vez más conscientes de la relevancia de las rrss y tienen presencia en ellas; pero no todas se toman en serio la importancia de este canal para trabajar su marca.
Autor
Nombre del editor
sale systems
Logo del editor