6 Tareas de mantenimiento web

6 tareas de mantenimiento web

Toda tecnología necesita cierto mantenimiento para funcionar correctamente y la página web de tu empresa no es una excepción. Hablamos de tareas necesarias de mantenimiento web que te pueden ahorrar mucho dinero y problemas en tu negocio.

6 Tareas de mantenimiento web que no debes evitar:

Según datos de Hubspot, las páginas web de empresa suelen permanecer entre un año y medio y dos años sin cambios. Como veremos después, las websites que mejor funcionan son las que se adaptan a los constantes cambios en el estándar del diseño web.

Pero lo más grave es que, muy a menudo, no es solo el diseño lo que permanece sin cambios... En muchos casos, las empresas no siguen unas tareas mínimas de mantenimiento web, una negligencia que puede traer problemas.

Los principales costes económicos asociados a la ausencia de un programa de tareas de mantenimiento en la página web de la empresa son:

·         Servicios profesionales de expertos que se contratan cuando surgen los problemas, en caso de desastre, pérdida de información, etc.

·         Tiempo de inactividad del personal y/o el sistema (en caso de procesos de venta online) mientras se resuelven los problemas.

·         Pérdida de oportunidades de negocio por no desarrollar todo el potencial de la empresa en cuanto a presencia online.

Hoy queremos compartir contigo las 6 tareas de mantenimiento web que te ahorrarán costes y que permitirán que tu negocio crezca y sea escalable:

Tareas de mantenimiento imprescindibles en tu página web de empresa

Cuando se trata de un inmueble, tu casa, tu local o la nave de tu empresa, hay ciertas reformas y labores de mantenimiento necesarias. Además, llevarlas a cabo te ayuda a revalorizar tu propiedad.

Por el contrario, si la dejas abandonada, los desperfectos se acabarán acumulando hasta convertirse en un serio problema. Con tu página web sucede exactamente lo mismo.

Pero ¿de qué tipo de problemas hablamos cuando nos referimos a un sitio web? Y lo más importante, ¿cuáles son las labores de mantenimiento que pueden prevenirte frente a ellos?

#1. Actualiza tu diseño web

Hay pocas cosas que ahuyenten más a usuarios y clientes como una web con un diseño obsoleto.

No pienses que el mismo diseño te servirá durante años, es un error. Cámbialo con asiduidad. Piensa constantemente qué puedes hacer por mejorarlo, o plantéale el reto a tu diseñador web de confianza.

En Sale Systems te recomendamos los diseños de páginas web sencillas, que no significa anticuadas u obsoletas, sino elegantes y funcionales.

Solo debes tener en cuenta que la sencillez es un concepto que se actualiza conforme cambian los estándares del diseño web, algo que sucede cada vez más a menudo en el mundo digital en el que nos movemos.

#2. Actualiza el software

Si trabajas con un CMS como WordPress debes realizar las actualizaciones pertinentes, tanto de las plantillas como de los plugins. También debes llevar a cabo las actualizaciones de tu WordPress o el CMS que utilices y plugins.

En el proceso de actualización pueden aparecer problemas. Una de las complicaciones más comunes que tiene lugar con las actualizaciones es la incompatibilidad entre plugins.

Es preciso permanecer atentos ante los posibles imprevistos y hacer una copia de seguridad antes, tanto de los archivos como de la base de datos.

#3. Actualiza los contenidos

Las páginas web dinámicas (casi todas en la actualidad) requieren actualizar constantemente el contenido. De hecho, el contenido es uno de los factores de posicionamiento web SEO más importantes.

Pero hay muchas formas de actualizar los contenidos. Algunas de ellas son:

·         Introducir contenido nuevo periódicamente: el caso más claro es el de los posts. Disponer de un blog de empresa es una forma de tener contenido nuevo y fresco que ayudará a la web a posicionarse y que puede cumplir otras funciones dentro del marketing online. Si tu web es una tienda online, las fichas de producto también son contenidos nuevos que irán añadiéndose a tu website y que te proporcionarán nuevas posibilidades de captar tráfico y lograr ventas.

·         Revisar o reescribir algunos contenidos: lo que más ayudará a tu página web son los contenidos atemporales. Aquellos que, a diferencia de las noticias, no tienen fecha de caducidad. Ahora bien; recuerda actualizarlos de vez en cuando, introduciendo cambios y novedades en tu sector o en la materia de la que traten los contenidos.Es increíble como reacciona google en poco espacio de tiempo en cuanto a posicionamiento de un post en cuanto lo actualizas.

·         Eliminar enlaces a páginas que ya no existen: puede tratarse de recursos que pones a disposición de tu público a través de enlaces externos, o también links internos que conducen a páginas o recursos de tu sitio que quizá ya hayas eliminado o movido.

·         Colocar redireccionamientos 301: si tienes una web de e-Commerce es muy probable que vayas eliminando productos que ya no tienes en stock, o que han quedado obsoletos. Una forma de actualizar esos contenidos y evitar que el usuario aterrice en una página de Error 404 es realizar una redirección 301 hacia la categoría o subcategoría de ese producto, para que el cliente potencial pueda obtener información sobre artículos similares.

#4. Monitoriza todo lo que pasa en tu web

Realizar tareas de mantenimiento web no consiste solo en echarle un vistazo de vez en cuando a la website o pasarle una check list el último viernes de cada mes.

Puede aparecer todo tipo de problemas que obstaculicen el flujo normal de ventas, de trabajo o de visitas en tu negocio.

Realiza una monitorización constante de la web, llevando a cabo comprobaciones diarias o, como mínimo, varias veces a la semana.

#5. Toma precauciones frente a amenazas

Quizá no lo creas, pero tu página web está expuesta a constantes amenazas. Alterar tu web con código malicioso, robo de datos de usuarios y/o clientes, ataques de denegación de servicio (DoS), de denegación de servicio distribuida (DDoS)...

Los peligros que acechan a tu sitio web pueden ser de índole muy diversa. Desde tumbar tu website para beneficiar a tu competencia, hasta hacerse con datos bancarios de tus clientes para robarles el dinero de sus cuentas.

Si te dedicas a las ventas online o tienes una web donde ofreces un servicio que requiere loguearse o suscribirse, ¡ve con mucho cuidado! Tu deber es proteger la información sensible de tus usuarios. Pero sea del tipo que sea tu sitio web, siempre te conviene tomar precauciones y anticiparte a las amenazas.

Para protegerte de ataques y otros peligros existe todo tipo de recursos que operan en tu hosting, mediante software, a nivel de código, etc. También puedes apoyarte en los estándares y protocolos de seguridad.

Lo más recomendable es que delegues la seguridad de tu sitio web en profesionales acreditados.Expertos en el cms que utilice tu web.

#6. Haz copias de seguridad

La información que alberga tu página web puede estar en peligro y conviene disponer de copias de seguridad.

Normalmente, tu proveedor de hosting guardará una copia y podrá ayudarte a restablecer la información perdida ante un fallo técnico, pero no conviene arriesgar.

Establece un calendario para realizar tareas de backup de forma regular, ¡no te la juegues!

En Sale Systems ofrecemos diversos servicios de backup aplicando lo último en tecnología cloud para asegurar la total recuperación de los archivos en caso de desastre.

Sigue estos consejos y no dejes de realizar tus labores de mantenimiento web. Recuerda; lo ideal es que todas estas funciones sean realizadas por profesionales con conocimientos especializados en la materia.

No dejes que los problemas de tu website se acumulen hasta provocar una catástrofe.Una web no es solo un escaparate, es la puerta principal de tu negocio.

Tu web debe ser la lanzadera de tu negocio, no el obstáculo que te impida crecer. ¡No descuides su mantenimiento!